domingo, 21 de febrero de 2016

Los Warriors salen vivos de L.A.

NBA

24 horas después de su peor derrota de la temporada, Golden State logró un meritorio triunfo que en los instantes finales corrió serio peligro debido a su desempeño final. Los Warriors ganaron a los Clippers por 112 a 115 en el Staples Center.
Klay Thompson fue el máximo anotador de la noche con 32 puntos y Stephen Curry aportó 23 tantos, mientras que Draymond Green, al que ya podríamos empezar a buscarle un mote relacionado con sus estadísticas, logró su undécimo triple-doble de la temporada: 18 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias.
“Podemos tener una mala noche como ayer, pero hemos vuelto y y hemos conseguido encontrar una fórmula para ganar ante un equipo que ha estado jugando bien los últimos 20 partidos o así”, expresó Curry.

Steve Kerr se mostró contento por “haber dado una buena respuesta al desafío” ya que considera que los Clippers “han estado jugando muy bien y son un gran equipo” y su triunfo tiene gran mérito por haber llegado “a domicilio y tras un largo vuelo”.
Por los locales el jugador con más puntos fue Jamal Crawford con 25 tantos desde el banquillo y Chris Paul añadió 24 tantos antes de tener que retirarse a falta de 8 minutos por molestias en una pierna. DeAndre Jordan logró 16 puntos y 21 rebotes pese a fallar algunos mates y palmeos tras lograr el rebote ofensivo a pesar de que su pareja rival desde el primer momento fue Green, el jugador designado por Kerr para jugar de pívot ante la ausencia por Andrew Bogut debido a sus molestias en el tendón de Aquiles.

Tres derrotas contra Golden State

Pese a que los Clippers se están manejando con relativo éxito durante los casi dos meses que lleva ausente del equipo Blake Griffin con una marca de 19–6, los tres partidos ante los Warriors han sido tres derrotas. Apuradas, eso sí, porque las tres derrotas han llegado por un total de 14 puntos entre los tres partidos, pero sin poder sobrepasar a un equipo que sería su probable rival en unas hipotéticas semifinales de conferencia.
Ni siquiera el hecho de que ayer Golden State se presentase al partido habiendo jugado la noche anterior y con los Clippers acumulando un día de descanso y disputando su segundo partido seguido en casa lo hizo posible.

Otra vez mejor balance que Chicago

Con la victoria los Warriors se ponen 49–5, un victoria más que los Chicago Bulls de la campaña 1995–96, que perdieron su 54º partido de la temporada para quedarse con un balance de 48–6. Como dato adicional, reflejar que los Warriors ya suman 100 victorias seguidas cuando consiguen una ventaja de al menos 15 puntos. blogger.com