viernes, 19 de febrero de 2016

Libre de cancer, John Farrell no se preocupa por ser distracción

FORT MYERS, Florida -- El manager de los Medias Rojas John Farrell reconoció el jueves que Boston no cumplió con las expectativas los dos años anteriores.
Y los Medias Rojas tienen claro que un buen inicio serviría de mucha ayuda en la nueva temporada, afirmó Farrell, mientras los lanzadores y los receptores se reportaron al campamento primaveral.
Luego de adquirir al zurdo David Price por siete años y 217 millones de dólares para ser el as de su rotación y al cerrador Craig Kimbrel en una transferencia con los Padres, las expectativas son altas para que los Medias Rojas repunten tras dos campañas en las que concluyeron en el último lugar de la División Este de la Liga Americana.
Pero las expectativas y los resultados pasados no cambian el enfoque, aseguró Farrell, quien emprende su cuarta temporada como piloto del equipo, luego de guiar a Boston al título de la Serie Mundial en su primera campaña.
"Eso no cambia la intensidad o la minuciosidad con que salimos todos y cada uno de los días", afirmó. "Sólo queremos poner a cada jugador en una posición para tener éxito y eso debe permitirnos como equipo, espero, tener un buen inicio".
Farrell está de regreso y ahora saludable, luego de dejar al conjunto en agosto debido a un diagnóstico de cáncer. Se le dio un certificado de buena salud 10 semanas después.
"Eso causa que vayas un poco más despacio y que quizás veas algunas de las pequeñas cosas de la vida un poco más claras", declaró.
Farrell dejó detrás una marca de 78-84, y el coach de banca Torey Lovullo condujo a Boston a un récord de 28-20 el resto de la temporada al dirigir por primera vez en las mayores. Para evitar que Lovullo buscara otras posibilidades como manager, los Medias Rojas le dieron una extensión de contrato por dos años en el último día de la temporada.
También el jueves, Farrell informó que el tercera base venezolano Pablo Sandoval regresará como bateador ambidiestro luego de abandonar esa opción la campaña anterior.
"Se puso a trabajar en el receso para estar mejor", dijo Farrell. "Ha modificado su swing a la derecha. Para los que lo vieron el año pasado, creo que van a notar una diferencia cuando llegue".
Sandoval bateó para apenas .245 con 10 jonrones en 2015, su primera temporada con Boston. blogger.com